<br />
<b>Notice</b>:  get_author_name ha quedado <strong>obsoleto</strong> desde la versión 2.8.0. Utiliza get_the_author_meta('display_name') en su lugar. in <b>/var/www/vhosts/grupo-zen.com/httpdocs/wp-includes/functions.php</b> on line <b>4435</b><br />
Vistas del Post 0

Cuando se trata de invertir en bienes inmuebles, muchas veces la primera pregunta es: ¿debería ser una casa más vieja o una casa nueva?

Como todo en la vida, ambas alternativas tienen pros y contras, pero comprar casa nueva tiene más beneficios a largo plazo. Le contamos 5 de las razones por las cuales creemos esto.

  • Las personas prefieren estrenar.

Por un tema totalmente emocional, las personas siempre prefieren estrenar cosas: casa, carro, celular, zapatos. Todo.

Así que si la idea es invertir para luego colocar esa propiedad (en venta o en renta), lo mejor es que piense en una opción nueva. Inclusive, muchos inquilinos están dispuestos a pagar un poco más por rentar en un apartamento o casa nueva que ya alquilada, y esto puede jugar totalmente a su favor como gancho.

  • Requieren mucho menos mantenimiento.

Comprar una casa que ya ha sido habitada, normalmente requiere mantenimiento y reparaciones iniciales que normalmente una casa nueva no requiere. Por ejemplo: mantenimiento de pintura, techos, plomería.

Estos gastos iniciales no son cubiertos por los préstamos bancarios y normalmente aumenta la cantidad de dinero que se tiene para la prima o gastos de formalización.

  • Los acabados de casas nuevas son más modernos.

Las tendencias de diseño en las casas y en arquitectura en general van cambiando y así sus acabados.

Cuando se compra una casa que fue construida tiempo atrás, normalmente los detalles y el tipo de acabados se ven algo antiguos. Al comprar una casa totalmente nueva, los detalles se mantienen modernos por más tiempo y los compradores deben preocuparse por remodelaciones hasta después de varios años.

  • Las casas nuevas vienen con muy buenas garantías.

Algo que definitivamente, las casas ya utilizadas no tendrán. Los constructores y desarrolladores dan garantía en la vivienda por un plazo determinado luego de ser entregada. Si hubiera detalles que mejorar o cambios en la construcción, los compradores no deben de preocuparse por estos gastos.

El tema de la garantía es algo que se habla y se establece en el contrato de la compra/venta. Tenga esto en cuenta cuando se encuentre en este proceso.

  • Hay más opciones para elegir.

Normalmente, cuando se compra una casa vieja, el proyecto en el que se ubica ya está ocupado en su mayoría y la casa en venta es la única propiedad disponible. Esto significa que el comprador debe aceptar la ubicación y las condiciones que esta ofrece.

En cambio, cuando se trata de una casa nueva, el comprador tiene la posibilidad de elegir entre varias ubicaciones y características: más cerca o más lejos de la entrada, el momento del día al que le da el sol a la entrada, cercanía a las áreas sociales, etc.

Grupo Zen le ofrece dos proyectos donde puede disfrutar de todos estos beneficios que le da estrenar casa nueva. Uno de ellos es Escazú Urbano, un lugar suficientemente céntrico para vivir cerca de la ciudad, pero alejado del trajín, y Moravia Urbano le ofrece un proyecto con excelente ubicación en la cual su vivienda ganará valor año con año. ¡Le invitamos a conocerlos y descubrir lo que significa conveniencia!

Vistas del Post 0
Me gusta este post